Este martes durante la sesión extraordinaria, varios legisladores hicieron referencia a la situación del diputado Ulises Quintana (ANR-Alto Paraná) y solicitaron la renuncia del mismo atendiendo la revocatoria de su libertad ambulatoria por parte del juzgado que atiende la causa.

El diputado Sebastián Villarejo (PPQ-Capital), recordó que la pérdida de investidura para el diputado Quintana, en su momento, no corrió y adelantó que desde la bancada de Patria Querida no se acompañará ningún pedido de permiso para el parlamentario.

Solicitó además respetar el reglamento en relación a la cantidad de ausencias. "Quiero decir al colega que creo que corresponde presentar su renuncia; que permita que la Cámara no pase por estos inconvenientes", remarcó.

A su turno, la diputad Jazmín Narváez (ANR-Central), sostuvo que el diputado Quintana no tiene ánimos de pedir un nuevo permiso a la Cámara de Diputados, atendiendo que su defensa trabaja en mecanismos para rever la decisión judicial; se espera la ausencia a tres sesiones como estipula el reglamento, para tomar otras medidas en caso de ser necesario.

Por su parte la congresista Kattya González (PEN-Central), indicó que el caso Quintana debe llamar la atención en torno a depurar las filas políticas. Aseguró que el rechazo al pedido de pérdida de investidura se dio por un acuerdo de las mayorías y solicitó dejar de forzar la ley y el Reglamento Interno, poniendo reglas claras y honrando el compromiso con la ciudadanía.

“Debemos trata el caso Quintana y ver de alguna manera, sin violar un ápice del Reglamento (Interno), ni forzar la Constitución Nacional, dar una salida”, puntualizó.