Durante la sesión extraordinaria, Cámara de Diputados aprobó la reprogramación presupuestaria para el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, solicitada por el Poder Ejecutivo.

Con este aumento serán beneficiados 26.482 funcionarios de dicha cartera de Estado. El monto de la reprogramación presupuestaria establece que 42.566 millones de guaraníes sean destinados al rubro de subsidio familiar, en concepto de ayuda vacacional a más de 26 mil funcionarios. Es decir, el funcionario de Salud percibirá un aumento de G. 1.607.355 cada uno.

Hubo dos dictámenes, uno de la Comisión de Presupuesto que aprobó el documento tal como fue remitido del Ejecutivo, en tanto que la Comisión de Cuentas y Control, dictaminó con modificaciones.

El diputado Edgar Acosta -en representación de la Comisión de Cuentas y Control- explicó que el pedido del Ejecutivo representa el 15% de lo solicitado por el Ministerio de Hacienda para cubrir vacaciones de mujeres embarazadas.

Manifestó que con los aumentos lineales se le está premiando a funcionarios mediocres y castigando a los profesionales capaces. Agregó que con esta bonificación no se tiene en cuenta el monto que está ganando un funcionario y que no está en contra del profesional del Salud. “Utilizan un criterio muy sensible para que aceptemos el proyecto en general”, sentenció.

El legislador señaló que se quiere avalar las bonificaciones a todos por igual sin tener en cuenta la ley de presupuesto. Recomendó que se mantenga la reprogramación presupuestaria de Gs. 7.600.000 millones, lo que equivale al 15% planteado para cubrir vacaciones de funcionarias embarazadas.

La diputada Cristina Villalba en representación de la Comisión de Presupuesto recomendó la aprobación de la reprogramación tal como fue remitido vía Poder Ejecutivo, el cual ganó por mayoría de votos. El documento fue enviado al Senado para su consideración.