Este viernes, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva salió en libertad desde la cárcel de Curitiba (sur) donde purgaba una pena de más de ocho años, luego de ser beneficiado con una orden de la Corte Suprema.

Con respecto a esta disposición judicial, el Frente Guasu emitió un comunicado donde se suma a las masivas expresiones de solidaridad y voces que se levantaron, para exigir el cese de este atropello jurídico que mantenía en prisión a uno de los referentes políticos y sociales más importantes de continente.

Desde el movimiento político celebran que tras 580 días de prisión, producto de aberrantes fallos judiciales y la más burda manipulación de la justicia brasileña, el ex Presidente brasileño haya sido liberado.

“La prisión de Lula ha sido y es una producto de una clara persecución utilizada para impedirle participar en las pasadas elecciones presidenciales de su país, donde figuraba como favorito para resultar electo como Presidente del Brasil”, reza parte del escrito.

Según el FG, desde el inicio del proceso que llevó a la vergonzosa destitución de la ex Presidenta Dilma Rouseff, desencadenó una dura persecución en Brasil, donde se devela todo las manipulaciones, fraudes y engaños que se ha montado, por los sectores conservadores del vecino país, que alcanza a importantes grupos de poder político y económico, con la complicidad del propio poder judicial de dicho país, de manera a implementar una serie de medidas de la mano del actual presidente Jair Bolsonaro, “expresión de la más violenta y recalcitrante derecha del continente”.