Familiares del comisario Félix Ferrari Yudis, rechazaron y arrojaron al suelo la corona de flores enviada por el Ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor. También fue retirada la corona de flores que fue enviada por el Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, al velorio en su domicilio particular en Luque.

Ambas coronas de flores fueron retiradas hasta una cancha de fútbol que se encuentra ubicada frente a la residencia. Consideran una falta de respeto que ninguna autoridad haya contactado con la familia. “Ahora lo único que traen es una corona de flores, por lo visto es lo que vale la vida de un policía”, afirmó José Aranda, cuñado, en contacto con 800 AM.

El joven lamentó que ninguna autoridad del Ministerio del Interior ni de la Comandancia de la Policía Nacional se presentó en la Morgue Judicial. Lamentan la falta de apoyo por parte de las autoridades. “La vida de mi cuñado por lo visto vale solo una corona de flores. El Presidente y su ministro del interior se hubieran acercado a dar la cara. No basta con enviar coronas de flores”, expresó Aranda.

Ferrari tenía 21 años de carrera en la institución policial y una hoja de servicio impecable. Sus familiares afirmaron que el entierro será mañana a las 10:00. “Tres huérfanos se quedan, más mi hija que está desconsolada. Félix era disciplinado y yo le tenía a él como a mi hijo”, afirmó Wilfrido Barreto, suegro del comisario, en contacto con la 730 AM.

Los familiares agradecieron la gestión de los medios de prensa para que anoche se le practicará la autopsia del comisario en el Ministerio Público y se entregue el cuerpo durante la madrugada. El médico forense Pablo Lemir confirmó que el comisario falleció a consecuencia de un shock hipovolémico producido por un disparo de arma de fuego.