Esta noche el presidente de la República decidió aceptar la renuncia de Julio Javier Ríos, ministro de Justicia; así también dispuso el relevo del comisario Walter Vázquez como comandante de la Policía Nacional.

En su cuenta de Twitter, el jefe de Estado dio a conocer esta disposición: “Ante los graves hechos registrados el día de hoy en la Costanera tomé la decisión de aceptar la renuncia del ministro de Justicia, J.J. Ríos, y se dispuso el relevo del comandante de la Policía Walter Vázquez”.

Esta medida fue tomada por el titular del Ejecutivo tras el atraco a un móvil del Ministerio de Justicia en la zona de la Costanera Norte y el rescate de un peligroso narcotraficante, Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, en donde perdió la vida el comisario Félix Ferrari.

Abdo se solidarizó con los familiares del comisario Ferrari, asesinado por los criminales que liberaron a “Samura”.

Se supo que Ríos no se encontraba en el país al momento del ataque, y de hecho fue llamado de urgencia por el mandatario ante la gravedad de las circunstancias. Por su parte, Vázquez se encontraba también en el interior del país. De hecho, llamó la atención que más temprano no haya estado en la conferencia de prensa que convocó el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, para dar explicaciones sobre lo ocurrido en la zona del Botánico. El martes 10 último, Villamayor, quien por ahora se mantiene en el cargo, había dado un ultimátum a la Policía para dar resultados ante la inseguridad que atraviesa el país.

J.J. Ríos se salvó a duras penas en el pasado, cuando murieron 10 personas durante una pelea entre facciones del PCC y el Clan Rotela en San Pedro, y en ocasión de la toma de rehenes registrada la semana pasada en el Centro de Rehabilitación Social de Itapúa. Allí tres presunto miembros del PCC secuestraron al jefe de seguridad de la penitenciaría e intentaron huir, pero fueron recapturados.