Desde la Administración Nacional de Electricidad (Ande) indican que están trabajando para evitar cortes continuos en la próxima temporada estival. Fue luego de que vastas zonas quedaran ayer sin suministro a raíz del pico de consumo por el calor y los vientos que causaron estragos.

El Ing. Andrés Ramírez, jefe de Distribución de la Ande, explicó a la emisora Universo 970 AM, que el evento de ayer (mucho calor y vientos fuertes) fue inusual. “La carga estaba siendo soportada (por la alta demanda), no era tan elevada. Pero el viento no favoreció para nada”, expresó el funcionario.

Agregó que la Ande está invirtiendo como para que estos problemas se minimicen en los próximos meses. “Estamos haciendo el esfuerzo para que estos problemas sean menores que el año pasado. Estamos instalando redes, muchos transformadores, queremos que sean menores las dificultades comparadas a la del año pasado”, destacó.

En este sentido explicó que ya hay contratos que están en plena ejecución en lo que atañe al cambio de conductores, que va a llevar un plazo de 36 meses; en este proyecto, la entidad estatal invierte más de 100 millones de dólares aseguró Ramírez.

Asimismo, precisó que se están impulsando trabajos específicos para reforzar los alimentadores, que también demanda una gran inversión del Estado. “Hay un salto importante de lo que invertíamos antes en estos puntos, de USD 50 millones saltamos a USD. 200 millones.