San Pedro. Lorenzo Agüero, corresponsal.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, manifestó este viernes que no le hace bien a nadie, menos a un jefe de Estado, estar con una amenaza permanente de juicio político. Reiteró su pedido de tratamiento en Diputados y destacó que no tiene nada que ocultar ni temor de sus actos. Seguirá evaluando la gestión de los ministros de su Gabinete.

“No le hace bien a la República utilizar la herramienta del juicio político, es una herramienta constitucional, pero no le hace bien tener esto como una amenaza permanente al presidente de la República”, dijo el jefe de Estado a los medios de prensa.

Sostuvo que la inestabilidad también perjudica el estado de derecho, el sistema republicano y la democracia paraguaya. El mandatario señaló que lo ideal es que se trate el pedido de juicio político en Diputados y se defina la situación porque él no tiene nada que ocultar.

Indicó que el debate, relativamente, ya está acabado, pero es importante que finalicen los “desencuentros" y se pueda recomponer la armonía en el país. Destacó que el Paraguay necesita de tranquilidad y estabilidad. El presidente reconoció los problemas de comunicación en su Gobierno.

“Es importante comunicar más porque cada ministerio tiene una ejecución presupuestaria no mala, bastante buena comparada con periodos pasados, pero todavía nos falta comunicar mejor lo que estamos haciendo. Nadie quiere ser ministro de un Gobierno que se puede ir la semana que viene, primero hay que estabilizar la nación y luego hacemos una evaluación ministerio por ministerio”, agregó.

El presidente de la República estuvo este vienes por el departamento de San Pedro para la inauguración de obras, una Unidad de Salud Familiar en la ciudad de General Resquín, obras de mejoramiento y rehabilitación de caminos vecinales tramo General Resquín – Colonia San Vicente, y 26 viviendas construidas en la ciudad de Guayaibí.