En la mañana de este miércoles, las senadoras Lilian Samaniego, Esperanza Martínez y Mirta Gusinky, en conferencia de prensa sentaron postura en contra del pedido de captura internacional que pesa sobre la joven María Belén Whittingslow y que fue emitido por la fiscal Teresa Sosa.

En la ocasión, Lilian Samaniego dijo que como mínimo Cristian Kriskovich debería de haberse apartado de su cargo como miembro del JEM por ética, hasta tanto se aclare la situación en la que está involucrado. Mencionó que María Belén recurrió el año pasado a la Comisión de Equidad y Género y que conoce el caso, leyó los mensajes y que no le queda dudas de que Kriskovich es un acosador.

“Es una perseguida”

“Vemos que es una perseguida y sigue nuestra sorpresa porque esta fiscal que es mujer Teresa Sosa Laconich dice que pidió la captura internacional porque acá no se trata de una relación entre profesor y alumna sino una relación entre hombre y mujer. Quiero decirle desde acá que conozco el expediente. He leído los mensajes que este señor le enviaba a María Belén y que es realmente un acosador, a mí no me cabe la menor duda. Hasta hoy el teléfono de María Belén no ha sido peritado por la justicia, porque este señor tiene injerencias sobre las designaciones de los fiscales y jueces. Es decir, es juez y parte en el caso en el que está involucrado. Desde acá, repudiamos esta captura internacional que pidió la fiscal Teresa Sosa y lamentamos que no se hayan pronunciado las instituciones. Con esto queda debilitada la justicia paraguaya porque puede ser pasible de sanción a nivel internacional”, sostuvo.

“Juez y parte”

Así también, la senadora lamentó que la Iglesia católica, la Universidad Católica, no se hayan pronunciado sobre el caso. “Siendo el señor Kriskovich el representante de ambas instituciones y de las universidades privadas ante el Consejo de la Magistratura. Porque, siendo juez y parte, como miembro del JEM y CM no puede continuar en estos cargos, estando sometido en un proceso en estas condiciones”, resaltó.

En el 2014, la joven María Belén Whittingslow, exalumna de la Universidad Católica de Asunción, había denunciado por acoso al docente y actual miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), Cristian Kriskovich. Actualmente, la mujer se encuentra en Uruguay donde consiguió el estatus de refugiada, luego de que se haya emitido un pedido de captura en su contra.

Ver también: