El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, manifestó este miércoles que seguirá trabajando para mejorar su gestión y recuperar la confianza de la gente. Sobre Honor Colorado dijo que es un movimiento importante de su partido, pero que Añetete tiene una trayectoria propia. Destacó que habrán más cambios en el Gobierno y señaló que la crisis es un “cierto desencuentro”.

“Sabemos que estamos haciendo un enorme esfuerzo y vamos a redoblar nuestro esfuerzo para mejorar la calidad de gestión. Nosotros tenemos una trayectoria propia, de hecho ya dije que quiero ser un factor de unión y Honor Colorado es un movimiento importante de mi partido”, dijo el jefe de Estado a los medios de prensa.

Sostuvo que se debe iniciar el proceso de construcción de consensos y seguir haciendo el esfuerzo para unir a los referentes de la Asociación Nacional Republicana (ANR), para luego empezar el diálogo con otros sectores políticos, “que fue un itinerario construido desde el inicio de nuestro Gobierno”.

“Fortalecimiento de la democracia”

Indicó que él seguirá hablando con todos los sectores y una vez terminada la crisis, que calificó como “cierto desencuentro”, iniciará las conversaciones con todos los sectores políticos ya que no es más candidato a nada y solo busca el fortalecimiento de la democracia.

“Una vez culminado este proceso de cierto desencuentro vamos a volver a conversar con sectores de todos los partidos políticos, yo ya no soy candidato a nada y yo quiero que se fortalezca la democracia en el Paraguay y que haya paz. Tenemos enormes desafíos y para enfrentar estos desafíos necesitamos líderes comprometidos. Van a seguir habiendo cambios, ya hubo varios y van a seguir habiendo”, agregó.

Actores económicos resaltaron la tardía reacción del gobierno de Mario Abdo Benítez para reactivar la actividad, que arrancó el 2019 con datos negativos. Tras un año de gestión, las obras públicas no arrancaron y no se ejecutaron a tiempo, cuando estas eran clave para mover el motor, a lo que se sumó la crisis política desatada por el acuerdo secreto de Itaipú.