Diputados salvan de nuevo a Miguel Cuevas. Hoy se debía tratar pedido de desafuero del legislador imputado por enriquecimiento ilícito y declaración falsa. De los 13 puntos previstos en el orden del día, solo trataron 3 y dejaron sin quórum la sesión extraordinaria.

La Comisión de Asuntos Constitucionales dictaminó hacer lugar al pedido de desafuero solicitado por el Juez Penal de Garantías, Miguel Tadeo Fernández.

Dicha solicitud debía de tratarse en el punto 7 del orden del día de la sesión ordinaria, sin embargo, los Diputados abandonaron la sala para no hacer lugar al juicio político contra el Ejecutivo y para salvar a su colega. Cuevas alegó que “en la fiscalía se equivocaron de ‘rabo a rabo’ y que los inmuebles que él posee son chiquititos”.

“Supuestamente para la Fiscalía soy un extraterrestre que bajé desde el 2009. Una propiedad de 8 hectáreas hicieron figurar que tiene 36. Cualquier cosa se dijo en esta cuestión, pero nunca la verdad”, dijo hoy en su defensa ante los medios de prensa.

El diputado Miguel Cuevas fue imputado luego de que el Ministerio Público haya detectado una desproporción en sus ingresos. La suma supera los G. 1700 millones. El periodo de investigación patrimonial es del 2009 al 2019, el cual tuvo como punto de partida sus ingresos en la función pública.

Sin embargo, según Cuevas, el mismo cuenta con elementos suficientes para demostrar su inocencia ante la Justicia. Declaró que no le debe a nadie. “Siempre trabajé para el pueblo y honestamente”, afirmó.