El presidente de la Asociación de Agentes Fiscales del Paraguay, Ricardo Merlo, manifestó este viernes que se sigue esperando una información oficial del gobierno brasileño sobre el paradero de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, quienes supuestamente ya se habrían fugado del vecino país. Los tres son aguardados por la justicia paraguaya por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi.

“Estamos a la expectativa de una información oficial por parte del gobierno brasileño. En caso que se haya dado la fuga lo que tendríamos son prófugos de la justicia con orden de captura internacional”, explicó Merlo, en comunicación con la 970 AM.

Sostuvo que de ser cierta la fuga, los tres requeridos por la justicia paraguaya violentarían el estatutos de refugiados que tienen en Brasil. A su criterio, al momento que la Comisión Nacional de Refugiados (Conare) revocó el estatus, los tres ya podrían ser detenidos pero la justicia del país vecino “no entendió así”.

Indicó que siempre se advirtió de la posibilidad de la fuga de los tres por la actitud que tuvieron desde el inicio de la investigación luego del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi.

“Si ellos se fugan van a buscar refugio en otro país, pero no creo que ningún país les otorgue en carácter de refugio político porque ya quedó demostrado que ellos no son perseguidos políticos en Paraguay y estarían apañando a personas prófugas de la justicia y con orden de captura internacional”, agregó.

El embajador paraguayo en Brasil, Hugo Saguier, manifestó que no se sabe el paradero de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán. Se presume que ya se habrían escapado del vecino país a fin de no ser extraditados y evitar someterse a la justicia paraguaya por el secuestro de María Edith.

María Edith Bordón fue secuestrada el 16 de noviembre del 2001 cuando se encontraba en el parque Ñu Guasu. Fue liberada el 19 de enero del año siguiente, tras 64 días de cautiverio. Los tres hombres son sindicados como los supuestos autores del hecho.

Juan Arrom y Anuncio Martí eran dirigentes del Partido Patria Libre (PPL). Arrom fue identificado como el “guardia bueno” y Martí como el “guardia malo” por María Edith durante el plagio. Los tres son aguardados por la justicia paraguaya para ser juzgados por este hecho.