El presidente Mario Abdo habló sobre la designación de Carolina Llanes como ministra de la Corte Suprema de Justicia, tras reunirse con gremios del sector azucarero. Al ser cuestionado si él tuvo injerencia en su nombramiento, dijo que respeta y entiende las críticas tratándose de cuestiones políticas.

La designación de Llanes fue fuertemente criticada debido a su afinidad con el Ejecutivo. Sin embargo, el mandatario alegó que su nombramiento es totalmente “legítimo”, teniendo en cuenta que se cumplieron todos los procesos. “Yo soy un respetuoso de los procesos y el Consejo de la Magistratura, el Senado y el presidente hicieron lo suyo”.

“Yo la conocí cuando le ofrecí para colaborar con el proceso de transparencia en Ciudad del Este, para que asuma un procedimiento no tan cómodo como fue la intervención de la comuna Esteña. Creí que ese momento se necesitaba una persona con credibilidad, para que no se vea como una cuestión política. No tengo años de amistad ni de afinidad con ella”, refirió Abdo.

En ese sentido, sostuvo que una vez que culminó el proceso para el cual fue encomendada primeramente, le ofreció la titularidad de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico).

El mandatario señaló que desde el Ejecutivo están convencidos de que el Paraguay necesita una justicia independiente, porque esa es una garantía para el futuro.

Aseguró que lo que necesita el país son jueces justos y el concepto de que hoy un juez esté subordinado al presidente de turno, mañana estará subordinado al próximo y nunca a la Justicia.

“El Paraguay necesita jueces que hagan justicia y hoy Carolina Llanes tiene una gran responsabilidad en este proceso", remarcó. Finalmente, Abdo indicó que estamos bastantes avanzados en la renovación de la justicia y que la llegada de Llanes a la Corte, va a impactar mucho en la credibilidad país para fortalecer el modelo Paraguay.