El joven dirigente colorado Diego González fue uno de los oradores durante la visita del presidente Mario Abdo Benítez al sur del país resaltando que los jóvenes son olvidados por las autoridades partidarias de la zona. Reclamó con vehemencia que la unidad de terapia intensiva del Hospital de San Ignacio no funciona.

Ante esta situación, el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, reafirmó su compromiso de seguir trabajando por un país con mejores oportunidades e hizo un llamado a la unidad y al esfuerzo contínuo en favor de la gente. Fue en ocasión de la jornada de gobierno que desarrolló en el departamento de Misiones, donde hizo la entrega de importantes aportes sociales a los pobladores.

Al tiempo de garantizar todo el esfuerzo de su gobierno en favor del desarrollo de la nación, el presidente Abdo Benítez dijo que el proceso de transformación del país requiere del acompañamiento y el consenso de todos.

En este contexto, resaltó el empeño del Ejecutivo en seguir potenciando todos los proyectos y programas que aseguren el desarrollo del país.

"Vamos a seguir trabajando con humildad, en silencio pero con la misma firmeza que me caracterizó en toda la lucha política", sostuvo.

Hizo un llamado a la "corresponsabilidad" de los integrantes de la sociedad en la construcción del país, e instó a "reflexionar juntos sobre el compromiso común que deberíamos tener los paraguayos de bien".

El mandatario aseguró que desde su gobierno seguirá trabajando y tomando las decisiones necesarias en beneficio del futuro de los niños y jóvenes.

"Yo no voy a sacrificar el futuro de la generación, vamos a trabajar enserio en el Paraguay, para eso estoy, para trabajar con responsabilidad y vamos a tomar las decisiones difíciles que se tengan que tomar" indicó el presidente al tiempo de recalcar su compromiso de cumplir las promesas que ha hecho en campaña con miras a un Paraguay mucho mejor.

"Habrá muchos sectores que van a querer congraciarse con el pueblo pero hipotecando el futuro. Pero acá habrá un presidente que no sacrificará el futuro de las generaciones", afirmó.

Aseguró que al Paraguay le espera una era de prosperidad y que la clave está en la unión de todos los paraguayos e instó a no dejarse vencer por los obstáculos.

"No nos debe vencer el desánimo, la apatía y debemos hacer frente a la cultura derrotista", refirió.

Tambien abogó por aprender a convivir en democracia, en el debate y la construcción pacífica y constructiva.

"Sostener nuestra democracia en la diversidad es el gran desafío del Paraguay, que nuestra diferencia sirva para un debate apasionado, riguroso pero para enriquecer una visión común", indicó.

En su discurso el jefe de Estado también destacó la próxima habilitación del paso internacional entre Ayolas e Ituzaingó, sobre el coronamiento de la Central Hidroeléctrica de Yacyretá.

Dijo que este emprendimiento convertirá al sur en un polo de desarrollo comercial y que dinamizará la economía y el turismo en esa zona del país.

"Cambiará la realidad del sur, tienen que prepararse porque sólo buenos tiempos le viene al departamento de Misiones", sostuvo.

Sobre la entrega de aportes significó la prioridad del Ejecutivo de atender a los sectores sociales.

"Hay buenas noticias en el Paraguay, Misiones vive algo que nunca ha vivido", dijo al referirse a las millonarias entregas hechas en la fecha.

Agregó que se encaran acciones para enfrentar la situacion regional y coyuntural en la economía.

"Empezamos nuestro gobierno con una larga sequía el año pasado que redujo en la mitad la producción de granos, disminuyó en la mitad el precio internacional de la soja, además se redujo el precio de la carne. A eso se suman cinco meses de lluvias y esos son los desafíos que nos pone el destino y no tenemos que rehuir a ellos", expresó.

El presidente Abdo Benítez habló igualmente de la importancia de apostar al crecimiento de la fuerza productiva.

Mencionó que se necesita hacer conocer la competitividd del país y la seguridad jurídica para las inversiones.

“Necesitamos que esto se sepa para que la gente venga, se anime a invertir, para eso estamos construyendo con el Congreso de la Nación una justicia sana, independiente, tres nuevos ministros de la Corte Suprema, los mejores ternados, no más el amigo del Presidente, el presidente no necesita amigo, el Paraguay necesita un juez justo, que sea justo para los humildes y para los poderosos y que haga justicia en el Paraguay, porque así vamos a construir un Paraguay donde la gente venga a invertir y que crezca y haya prosperidad en la nación paraguaya”, manifestó.