El expresidente del Banco Nacional de Fomento (BNF), Carlos Pereira, manifestó este jueves que el empresario brasileño, Dario Messer, abrió sus cuentas en la entidad financiera del Estado en el año 2011, en el Gobierno de Fernando Lugo, y en el 2013, cuando el mandatario era Federico Franco.

“La cuenta se habilitó en el mes de agosto del 2011, mucho antes de que yo haya asumido. La cuenta ya estaba habilitada en la sucursal de Ciudad del Este. En mayo del 2013 se habilitó la segunda. Nosotros hemos hecho toda la trazabilidad que se debe hacer”, dijo Pereira, en comunicación con la 970 AM.

Sostuvo que, en su momento, desde el BNF hicieron todos los procedimientos correspondientes para la habilitación de las cuentas del empresario brasileño y las entidades financieras internacionales confirmaron que todas estaban constituidas de forma legal.

La primera cuenta habilitada en el Banco Nacional de Fomento fue de la empresa Chai SA, en agosto del 2011, en la sucursal de Ciudad del Este. La segunda fue en mayo del 2013. El empresario brasileño había adquirido su cédula de identidad paraguaya en el año 2002 y en el 2012 lo renovó.

“Están establecidos cuáles son los procedimientos para recibir fondos de entidades locales y para los casos de los fondos provenientes del extranjero. Se hizo el procedimiento de diligencia de vida ampliada y las repuestas de los bancos internacionales confirmaban que de donde provenían esos fondos era una entidad constituida legalmente, regulada por el banco central de ese estado”, agregó.

El senador Jorge Querey lamentó días pasados que no se tomaron las medidas correspondientes en el caso de Dario Messer. Cuestionó que el empresario haya abierto una cuenta en el Banco Nacional de Fomento (BNF) solo con su cédula de identidad y que haya realizado sospechosas transacciones desde el año 2012 y no se haya alertado nada desde la entidad.

El pasado lunes empezaron las audiencias en la comisión bicameral del Congreso sobre la investigación de lavado de dinero y delitos conexos atribuidos al empresario Dario Messer. El mismo fue imputado por el Ministerio Público por presunto lavado de dinero y asociación criminal.