La Cámara de Diputados aprobó y sancionó el proyecto “Ley de Paridad Democrática”, ratificando su propia versión que desde distintos sectores cuestionan que invalida el objetivo de distribuir de manera equitativa los cargos públicos entre hombres y mujeres.

Con 53 votos, la Cámara Baja aprobó solo 3 artículos de los 18 que planteó la Cámara Alta, durante la sesión realizada en la tarde de este miércoles. Mientras que el documento aprobado por Senadores obtuvo 15 votos. Ahora, el proyecto pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto.

Los diputados Arnaldo Samaniego y Kattya González se mostraron a favor de la versión de la Cámara de Senadores. Ambos coincidieron en que se constituiría en una herramienta más que importante para lograr una participación paritaria de la mujer en los cargos de decisión.

El documento tiene por objeto implementar mecanismos de participación y representación paritaria de mujeres y hombres en los cargos de elección, de designación y en la selección del funcionariado público.

El proyecto reconoce que la participación de ambos, en igualdad de condiciones, constituye un derecho en una sociedad democrática, representativa y participativa.

La versión de la Cámara de Senadores establece la participación paritaria de 50% mujeres y 50% hombres, lo que sería equivalente a un sistema por el cual se ubica un hombre o una mujer, seguida de una persona del sexo contrario en la lista que se propone.