Óscar González Daher y su hijo Óscar González Cháves se encuentran en el Palacio de Justicia, donde se desarrolla la audiencia de imposición de medidas ante el juez Humberto Otazú, quien determinará si el ex parlamentario guardará reclusión en una unidad penitenciaria o contará con medidas alternativas.

Ambos se presentaron ante la Fiscalía y se abstuvieron de prestar declaración indagatoria ante el fiscal René Fernández, que comunicó al Juzgado Penal de Garantías que los imputados se encuentran a disposición para la imposición de medidas cautelares.

El fiscal Fernández explicó que solicitó la medida de prisión preventiva, ya que el hecho punible de enriquecimiento ilícito impide la aplicación de medidas alternativas a la prisión preventiva.

“Tenemos más de 25 tomos de informes bancarios, informes tributarios, informes del registro público, abogacía del tesoro y de otras instituciones públicas, en ello se ha basado nuestra imputación”, expresó Fernández.

Por otro lado respecto al informe presentado ante la Fiscalía por la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), aclaró que en cumplimiento de la disposición de la ley 1015, dicho órgano acercó un análisis respecto a una investigación que ha realizado, y tras 30 días de corroboración de la información plasmada en dicho informe, se ha forjado la primera conclusión en la imputación.