El “estreno” de la nueva diplomacia paraguaya de la mano del canciller Luis Castiglioni, con la bendición del presidente Mario Abdo, al dar un portazo en las relaciones políticas entre Paraguay e Israel sigue generando repercusiones.

Esta vez, sin disimular el nivel de frustración y dando a entender que habría más en camino, la declaración lapidaria llegó del propio Ministro de Economía e Industria de Israel, Eli Cohen.

En la víspera, el citado Secretario de Estado de Israel no solo había anunciado la cancelación de la visita de una delegación de empresarios israelíes a nuestro país que debía concretarse en diciembre, sino que pintó, sin rodeos, ni sutilezas, el descaro con el cual el Gobierno de Abdo pretendía dar por terminado el affaire del “éxito palestino” en el retorno de la embajada paraguaya a Tel Aviv.

“La decisión del nuevo presidente de Paraguay, Benítez, también tiene un precio económico, no solo político. Su deseo de preservar y fortalecer los lazos económicos y de disfrutar de la información y la tecnología israelíes y al mismo tiempo de romper una decisión tomada entre los dos países es una hipocresía, que tiene un precio”, expresó tajantemente Cohen.

Sus palabras fueron rescatadas por el medio digital Israel National News (Arutz Sheva) y ellas marcan un contraste con la expectativa a nivel local de que el portazo de Abdo a Israel iba a perder fuerza y diluirse.

“Ha terminado el momento en que, los países que quieren fortalecer los lazos económicos con nosotros, al mismo tiempo hacen movimientos que nos perjudican”, finalizó Cohen.

IMPORTANTE

Actualmente, Israel es un socio comercial de relevancia para el Paraguay. Adquiere carne bovina (cuarto comprador), maíz, soja y carbón vegetal.

El año pasado, nuestro país exportó a ese país por un valor de casi 100 millones de dólares e importó solo por un valor aproximado de poco más de 9 millones de dólares, lo que arrojó un importante saldo favorable en nuestra balanza comercial con la nación judía.

Además, Israel desarrollaba un ambicioso programa de capacitación técnica a ciudadanos compatriotas, llegando a tres mil el número de paraguayos instruidos en ese país del Oriente Medio.

La visita cancelada de la delegación de empresarios israelíes tenía “la intención de trabajar para fortalecer los lazos económicos entre los dos países y enfocarse en el desarrollo económico de Paraguay”, según remarcó Arutz Sheva en otro artículo.

ARTÍCULO DE REFERENCIA: ההחלטה והעונש (Decisión y castigo); Israeli Economics Ministry punishes Paraguay over embassy move


Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar