En la sesión ordinaria de este miércoles de la Cámara de Diputados, el cuestionado legislador del Alto Paraná, vinculado al capo narco Reinaldo “Cucho” Cabaña, pidió que sus colegas le retiren los fueros para poder afrontar la investigación de la justicia.

“Se usó mi nombre por todos los medios, nunca imaginé en mi vida que iba a ocurrir. Soy abogado hace 15 años, con un hijo de 16 años y yo era su ídolo y resulta que ahora soy el narcotraficante más grande de Ciudad del Este", dijo el Quintana al inicio de su descargo ante el pleno, durante la sesión ordinaria de la Cámara Baja.

Agregó que su banca en la Cámara Baja es resultado de una campaña bastante difícil, teniendo en cuenta que todos sus adversarios en las elecciones tenían muchos recursos. “Llegué no gracias al poder económico, sino gracias al cariño de la gente y no era por el dinero, si no por mi credibilidad”, sostuvo el legislador.

Acusó al Ministerio Público de ensañarse con él, argumentando que es víctima de un sistema perverso, que le juzga sin imparcialidad. “Me imputan por 5 hechos punibles graves, sin ningún requerimiento que pueda demostrar que legalmente Ulises Quintana está ligado al narcotráfico”. Explicó que el derecho a la presunción de inocencia existe, pero en la Cámara de Diputados no existe ninguna garantía, solo la presunción de culpabilidad.

Se dirigió a sus colegas diciendo que no les pide que le apañen en nada, ni que le blinden. “Solo pido que me otorguen mis derechos y que me pueda defender como cualquier ciudadano del Paraguay”, indicó.

“No tengo nada que ocultar, me pongo a disposición de la opinión pública, de la prensa, de la justicia, porque soy un hombre trabajador, honesto pero con la frente en alta, voy a demostrar que soy inocente. Ulises Quintana no es ningún delincuente, soy abogado y jamás me dediqué a ningún hecho punible”, aseveró.

Arremetió contra los medios de prensa y los acusó de que interpretan muchas cosas a su manera. “Les pido la imparcialidad y la objetivad, no existe ninguna prueba en la carpeta fiscal, jamás he enviado ningún cargamento de drogas, soy de Alto Paraná y ahí domina otra familia, me atribuyen que utilice tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito y hasta hoy ni casa propia tengo”, subrayó.

Ulises Quintana está señalado por tener supuestos vínculos con el capo del narcotráfico Reinaldo Cabaña Santacruz, alias Cucho, que fue detenido la semana pasada en un operativo de la Senad. El legislador fue imputado por la fiscala Lorena Ledesma (que fue apartada del caso) por la supuesta comisión de los hechos punibles de tráfico de drogas en calidad de cómplice, así como de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y tráfico de influencias.