El diputado Celso Kennedy manifestó este miércoles que no habrían los votos necesarios para la pérdida de investidura de su colega Carlos Portillo, procesado por tráfico de influencia y otros delitos. Advirtió que el tema podría ser aplazado de forma indefinida mediante un acuerdo político.

“En el caso del diputado Portillo hay un pedido de pérdida de investidura que se está firmando. Ahora se corre el riesgo de que una mayoría intente frenar porque la vez pasada se quedó sin quórum la sesión y puedan solicitar que se aplace”, señaló el legislador liberal, en comunicación con la 800 AM.

Sostuvo que sus colegas podrían postergar la pérdida de investidura cada vez que se va a tratar y alargar el proceso hasta llegar al punto de usarlo como una “herramienta de negociación”, haciendo referencia que puede ser salvado y así evitar que otros diputados con procesos pendientes con la justicia sean desaforados o sacados.

Indicó que de darse la expulsión de Portillo, no sería de forma inmediata ya que se le daría tiempo para que pueda ejercer su defensa. Lamentó que algunos colegas suyos quieran ocultar la realidad porque al final la institucionalidad es la que queda afectada.

“Existe la posibilidad que se pueda pedir sobre tablas pero el riesgo no creo que sea que se rechace, sino que se aplace y si no hay un plazo concreto se puede aplazar indefinidamente y tener como un acuerdo constante con otros parlamentarios”, agregó.

El diputado Carlos Portillo enfrenta un proceso judicial por presunto tráfico de influencia y otros delitos como cohecho pasivo agravado, soborno y asociación criminal. El caso tomó estado público tras conocerse varios audios sobre la supuesta intromisión política en tribunales de Alto Paraná.