La activista y defensora de los Derechos Humanos, Yren Rotela Ramírez, anunció este miércoles que se candidata a un cargo electivo para las elecciones. Será por el movimiento Kuña Pyrenda y la próxima semana define si pugnará por el Senado o Diputados por Central.

"Estamos analizando mi candidatura por Kuña Pyrenda, conformaría la lista de diputadas por Central o la lista de senadoras. Aún no sé en qué lugar pero la próxima semana se define. Estamos en plena preparación", señaló Rotela, en comunicación con La Nación.

Indicó que en caso de llegar a ocupar una banca en el Congreso, su proyecto como legisladora se va a enfocar principalmente en la educación, que tiene que ser inclusiva y debe haber oportunidad para todos.

Sostuvo que actualmente hay indígenas que no tienen oportunidades en el ámbito educativo y existen personas dando clases bajo árboles y otras directamente sin escuelas o sin techo.

A su criterio, es un factor importante que el electorado tenga varias opciones en los comicios para los cargos electivos a disputarse y que no solo se presenten los mismos de siempre "que todos saben sus antecedentes".

“Tengo capacidad”

"Yo merezco tener la oportunidad y no crean que voy a legislar o que mis pensamientos estarán basados únicamente en la sexualidad. Tengo la suficiente capacidad de poder estar, por algo me voy a lanzar", destacó la activista.

La virtual precandidata aseveró que de llegar al poder sería un reconocimiento a sus derechos como ser humano, independientemente a la identidad de género, y que será un hecho histórico.

Su nombre de inscripción al nacer es Nery Rotela y el pedido de cambio de identidad está en proceso en el Poder Judicial. En caso de que no haya definición, se regirá en el marco de la legalidad como establecen sus documentos. Sin embargo, resaltó que en su campaña podrá presentarse como Yren Rotela.