En una carta presentada en mesa de entrada del Ministerio de Educación y Ciencia dirigida a su titular, Enrique Riera, un total de 18 organizaciones civiles exigen al Estado que garantice los derechos de todos sus habitantes.

La misiva hace hincapié en la preocupación por "las medidas adoptadas recientemente por la cartera de Estado de retirar materiales didácticos sobre igualdad de género, que podrían estar siendo utilizados en instituciones educativas", exigiendo que se aclare la naturaleza de los mismos.

El texto expresa su sorpresa ante tal medida, teniendo en cuenta el "debate que ha surgido en estas semanas, promovido por grupos religiosos", a los que acusa de "difundir una campaña de manipulación y tergiversación de la perspectiva de género".

En la carta, afirman que "la perspectiva de género analiza las características sociales y culturales para hombres y mujeres", lo que "permite diseñar políticas públicas para la igualdad y para no seguir perpetuando la violencia contra las mujeres". Consideran además que "aquellos que están en contra manipulan el concepto de 'género' para provocar un pánico moral basado en falsedades".

La redacción recuerda al ministro Riera que el Estado Paraguayo está comprometido con la igualdad de género desde la creación por Ley Nº 34 del Ministerio de la Mujer en 1992, además de haber asumido múltiples compromisos internacionales para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer; además de las políticas públicas de diferentes ministerios.

Las organizaciones hacen referencia a que "la igualdad de género está vigente en Paraguay, y denuncian a grupos que basados en creencias religiosas, tratan de deformar y tergiversar su significado". Es por esto que recalcan que "una medida ministerial no puede responder a presiones de sectores religiosos", invocando el Art. 24 de nuestra Constitución que garantiza un Estado laico.

Abogan porque la malla curricular incluya la perspectiva de género, que hará visibles las "desigualdades históricas" que afectan a menores, adolescentes y mujeres; e insisten en que dejarse llevar por la irracionalidad de extremistas religiosos significa traicionar el compromiso con la ciudadanía.

Audiencia infundada

En una parte de la carta, los firmantes consideran que la audiencia pública convocada por la Diputada Olga Ferreira acerca de la supuesta "ideología de género", es de carácter infundado y que apunta más que nada a la promoción electoral de la legisladora, pues afirman que "de ninguna manera es un llamado al diálogo, sino que apunta a exacerbar el odio y la intolerancia".

El texto íntegro puede leerse a continuación.