Desde el Instituto de Previsión Social (IPS) aclararon que el paciente que fue extubado por un grupo de personas no es trabajador de la fábrica de embutidos donde se registró una explosión y fuga de amoníaco. Se trata de un paciente que sufrió un accidente de tránsito y cuyos hijos, en un estado de excitación emotiva, lo desconectaron de los aparatos.

El hecho se registró en la mañana de ayer en el Hospital Central de IPS y generó confusión porque en la misma sala estaban pacientes afectados por la fuga de amoníaco. En principio se pensó que eran los familiares de los afectados por el accidente en la fábrica de embutidos, pero luego se confirmó que hubo una rotación en la sala y que allí estaba el hombre accidentado cuya familia, en estado de excitación emotiva, lo extubaron.

“El paciente se encuentra estable. Ha sido intubado nuevamente y se le instalaron todos los soportes vitales. El mismo llegó hace unos 10 días en estado crítico por un accidente de tránsito con diagnóstico de traumatismo de cráneo encefálico”, explicó el doctor Carlos Morínigo al programa “Dos en ciudad”, de GEN/Nación Media.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Apuntó que el hombre ocupó la cama que había tenido en su momento un paciente afectado por el amoníaco y que fue dado de alta, agregando que el fin de semana hubo rotación de camas en terapia. “El paciente extubado es padre de estas cuatro personas que ahora permanecen detenidas y ya habrían visitado al hombre, pero no mostraron actitud sospechosa”, refirió.

REFORZARÁN SEGURIDAD

Morínigo manifestó que familiares de otros pacientes denunciaron que esta mañana estas personas realizaron un ritual atrás del albergue. “Quemaron sus ropas e hicieron una especie de ritual, y en aparente excitación emotiva, ingresaron a terapia, lo tomaron de la mano y le dijeron: sánate, levántate y camina. Le sacaron el tubo y la sonda, casi llegaron a la vía central. Es una situación muy grave”, puntualizó.

Agregó que están aplicando la terapia humanizada, en la que permiten a los familiares ingresar tres veces al día para visitar a sus pacientes. “La idea es que estén el máximo tiempo posible en ese momento difícil. Me preguntaron si voy a suspender esto tras lo ocurrido y respondo que no vamos a suspenderlo. Vamos a estar más cerca de los familiares y reforzar la seguridad”, concluyó.

CUATRO PERSONAS, DETENIDAS

Familiares de un hombre internado en la unidad de terapia intensiva del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) ingresaron ayer lunes a la mañana al área, evadiendo los controles de seguridad, y en un estado de oración procedieron a extubar al paciente. El doctor Morínigo comentó que las cuatro personas fueron detenidas y se encuentran ahora en la Comisaría 12.ª Central. Además, manifestó que en el lugar se encontraban otros pacientes a quienes primeramente confundieron con su familiar, pero que no resultaron involucrados afortunadamente, ya que también se encuentran en estado grave.

Dejanos tu comentario