Ayer domingo se confirmó el segundo fallecimiento entre los trabajadores afectados por la explosión y fuga de amoníaco en la fábrica de embutidos en la ciudad de San Lorenzo, que ocurrió el miércoles 7 de febrero. Se trata de Nelson Vera, quien se desempeñaba como chofer, que tenía el 80 por ciento del cuerpo con quemaduras debido al gas químico. El jueves pasado había fallecido Gustavo Notario Armoa, de 24 años, debido a una insuficiencia respiratoria.

El joven de 23 años, que se desempeñaba como chofer de la planta, había ingresado a cuidados intensivos en el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS). “Se hizo lo que estaba a nuestro alcance”, relató el doctor Hugo Martínez, en entrevista con la 1020 AM.

Desde el IPS emitieron un comunicado actualizado sobre la situación de los trabajadores. “Lamentamos informar el fallecimiento de uno de los pacientes internados en el área de UTI (unidad de terapia intensiva) del Hospital Central, se trata del señor Nelson Vera. Hacemos llegar nuestros sentidos pésames y deseamos mucha fortaleza para la familia”, apuntaron.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Con el fallecimiento de Vera, la cantidad de internados en terapia intensiva del Hospital Central baja a cinco. En tanto que en el Hospital IPS Ingavi se tiene a nueve pacientes internados en UTI. De esta forma, son 14 los trabajadores de la empresa Ochsi que siguen luchado por sus vidas y todos están en delicado estado.

Desde el 7 de febrero suman dos los fallecidos tras la terrible explosión en la planta de embutidos en San Lorenzo, el primer deceso fue de un joven de 24 años identificado como Gustavo Notario Armoa, quien se desempeñaba como operador en el área donde ocurrió el siniestro. Durante el accidente se reportaron 37 personas afectadas.

Dejanos tu comentario