Desde el Instituto Nacional del Cáncer (Incan) comunican la suspensión de las tomografías por agendamiento debido al desperfecto en una de las máquinas. Se aguarda reactivar el tomógrafo dentro de quince días, ya que los repuestos serán traídos del exterior. Ante esta situación, los pacientes son asignados en el Hospital San Jorge y en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram).

“Básicamente, el hospital tiene dos tomógrafos, uno que se utiliza en el servicio de radioterapia que es para hacer lo que se llama las planificaciones, que es el estudio previo antes de iniciar su radioterapia los pacientes. Y tenemos otro equipo que es el que se usa normalmente en el Departamento de Radiología para hacer las tomografías o los estudios para estadificar las lesiones y controlar a los enfermos”, explicó el director del Incan, el doctor Gustavo Campos, ayer viernes al programa “Así son las cosas”, del canal GEN y Universo 970 AM/Nación Media.

Aclaró que el aparato que está parado es este último, utilizado para los denominados barridos tomográficos. Se estima que será restaurado dentro de dos semanas por la empresa que proveyó la máquina, y que espera que lleguen los repuestos que son unos componentes electrónicos que se usan en el departamento de diagnóstico normal para estos barridos tomográficos, conforme explicó el médico.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY
Etiquetas: #Incan

Dejanos tu comentario