El Poncho Para’i de 60 listas, pieza artesanal realizada con técnicas en peligro de extinción, podría ingresar a la lista de salvaguardia urgente de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la Unesco, la próxima semana. Paraguay confía en que así será, considerando que actualmente apenas una decena de artesanas confeccionan este extraordinario tejido.

Zulma Masi, directora de protección del patrimonio cultural inmaterial del Instituto Paraguayo de Artesanía, precisó que la próxima semana se realizará la 18.ª reunión del comité intergubernamental de la Unesco, en Bostwana, oportunidad en la que podría darse la declaración.

Explicó que este particular poncho tiene tres partes: “el cuerpo, la parte central que tiene 60 listas y está finamente tejido a mano, con hilos de algodón muy finos y mercerizados; la guarda o fajita, que es la parte del cuello y se hace separadamente, y por último los flecos, que se hacen entre dos artesanos”.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Todo el proceso de producción lleva un tiempo considerable, tiempo que las artesanas dividen entre sus actividades domésticas”, profundizó Masi a Paraguay TV.

Durante el proceso de elaboración la maestra artesana debe estar sentada horas y horas tejiendo con el hilo, el liso, el peine y varios elementos que hacen a las herramientas de trabajo. El resultado es una tela que parece comprada, pero que es totalmente hecha a mano. “Es difícil explicarlo verbalmente, para entender la técnica de confección del poncho es necesario vivenciarla”, dijo Masi.

Durante el proceso de elaboración la maestra artesana debe estar sentada horas tejiendo con el hilo

ORIGEN DEL TEJIDO

El origen del Poncho Para’i de 60 listas recae en Piribebuy y está relacionado a una leyenda popular de esta localidad, donde 60 soldados que murieron durante la guerra de la Triple Alianza habían sido enterrados con ponchos de color blanco y negro, que son los matices característicos de este tejido tradicional.

Masi lamentó la poca cantidad de maestras artesanas que trabajan con este tejido. “Son 10 a 12 mujeres las maestras artesanas que dominan la técnica de confección. Es urgente, es una técnica en vías de extinción”, señaló y aclaró que en caso de ser declarada patrimonio, recibiría una asistencia financiera que redundaría en la mejora de las condiciones de las artesanas y en la permanencia de la técnica.

Dejanos tu comentario