Los caracoles africanos han vuelto a hacer su aparición después de varios años, esta vez en la zona de Alto Paraná. Los profesionales recomiendan evitar el contacto con estos ejemplares. Pobladores de diversas ciudades del departamento de Alto Paraná han reportado la aparición de los temibles caracoles africanos.

En la zona de Ciudad del Este se confirmó la presencia de estos moluscos en barrios como San Alfredo, Remansito y 23 de Octubre, mientras que en la localidad de Presidente Franco se tienen reportes de los barrios 3 Fronteras y Salto Monday, menciona Radio Concierto.

Los caracoles africanos están invadiendo los patios e incluso el interior de varias viviendas en esta región, hecho que genera preocupación entre la población local por el riesgo que constituye para la salud humana.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Desde el Ministerio de Salud ya han sido notificados sobre este brote, por lo que emitieron una serie de recomendaciones, principalmente la de no tener ningún tipo de contacto con el animal ni tampoco con su baba.

El caracol africano (achatina fulica) es considerado como un ejemplar peligroso, ya que es reservorio de parásitos y puede ocasionar enfermedades como meningitis, bronquitis, trastornos intestinales y encefalitis. Si encuentra uno, se recomienda no manipularlos y evitar el contacto con la baba del caracol, especialmente en los ojos, nariz y boca. Lavar con agua potable los alimentos antes de consumir, ya que estos podrían tener estadios de caracol.

Estas medidas preventivas son fundamentales para proteger la salud pública y reducir el riesgo de transmisión de parásitos asociados a estos caracoles. Se recomienda a la población en general mantenerse informada y adoptar estas precauciones.

En nuestro país se encuentra distribuido en algunos departamentos como Canindeyú, Misiones, Alto Paraná. Los especímenes en Paraguay pueden llegar a medir entre 9 cm de largo y 4 cm de ancho; su caparazón es cónico (puntiagudo), de color castaño, con bandas longitudinales en castaño claro y oscuro. En la base del caparazón tiene un truncamiento que lo distingue de otros caracoles.

Dejanos tu comentario