El Instituto Nacional del Cáncer (Incan) adquirió un equipo de esterilización por plasma que en solo 50 minutos esteriliza los instrumentales médicos. Incluso, la máquina tiene la posibilidad de reducir el tiempo de desinfección a solo 30 minutos en casos de urgencias. Esta adquisición mejora la atención y calidad del servicio, pues antes se debía esperar tres días para la reutilización de los instrumentales, ya que la esterilización era tercerizada.

Desde hace una semana se encuentra en pleno funcionamiento un nuevo equipo de esterilización por plasma de una capacidad de 150 litros. Con este sistema de alta tecnología se ahorra tiempo y se mejora la atención al tardar solo 50 minutos la reposición de los instrumentales médicos, evitando retrasos en la atención a los pacientes. La unidad se encuentra a cargo de la central de esterilización del hospital oncológico, desde donde se proveen todos los materiales e insumos estériles que se necesitan para desarrollar las prácticas quirúrgicas, curaciones y primeros auxilios.

La Lic. Ramona Pintos Cubilla, jefa de quirófano y de la central de esterilización, explicó que se realizaron dos capacitaciones al personal de este servicio. Sostuvo además que los técnicos de la empresa proveedora acompañaron las primeras operaciones realizadas. Por su parte, la Lic. Susana Díaz, jefa del Departamento de Enfermería, señaló que anteriormente, a través de un servicio tercerizado, los instrumentales quirúrgicos eran esterilizados dos veces a la semana, siendo entregados y retirados por tandas los días martes y viernes para ser reutilizados.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Actualmente, la esterilización se hace dentro del hospital en menos de una hora, ahorrando además los costos de traslado. Incluso, en casos de urgencias, el nuevo equipo puede ser programado para esterilizar los instrumentos en 30 minutos. Esto dinamiza el trabajo médico y mejora el servicio que reciben los pacientes.

Este nuevo método avanzado se incorpora a los otros equipos que ya tenían disponibles, como los autoclaves de 150, 300 y 400 litros de capacidad utilizados para la esterilización textil, más un equipo que opera con el calor en seco.

La esterilización por plasma de peróxido de hidrógeno es un gas cargado eléctricamente que se forma al someter el aire o un gas a bajas temperaturas y presiones. Tiene la capacidad de destruir los microorganismos sin dañar el material ni dejar residuos tóxicos.

Dejanos tu comentario