Padres de una institución educativa de la ciudad de Lambaré se encadenaron y manifestaron ayer para denunciar que, pese a las reiteradas denuncias por casos de bullying y acoso escolar, la directora no toma acciones para resolver el problema y que incluso ella maltrata no solo a los alumnos, sino también a los padres y docentes. Piden a las autoridades del Ministerio de Educación una urgente intervención de la institución.

Se trata de una escuela ubicada en el barrio Puerto Pabla de la citada ciudad, donde los padres o tutores reclaman que existen varias denuncias por casos de bullying y acoso escolar entre alumnos, pero que la máxima autoridad de la escuela no hace nada. Además, resaltan que la directora siempre actúa en forma prepotente con los padres y docentes, por lo que es difícil poder conversar con ella en buenos términos.

“Lo que ella más hace es actuar con prepotencia con los docentes, alumnos y padres, nos echa a la calle sin tener consideración alguna. Tenemos un caso en el que un chico se quiso quitar la vida y casos de abuso, pero ella solo se calla no toma intervención”, detalló en canal Trece una madre, que prefirió mantenerse en el anonimato por miedo a la directora como los demás padres.

Afirmó que ya realizaron varias denuncias ante autoridades del MEC y la Fiscalía, pero no hacen nada. “Desde que empezaron las clases ella comenzó a maltratar a los padres, docentes y les prohíbe hablar con nosotros. No entendemos por qué los docentes no pueden hablar con nosotros, que necesitamos información de nuestros hijos”, señaló.

Otro padre que se sumó a los reclamos indicó que desde que la directora llegó a la institución todo se convirtió en un campo de batalla y que tristemente son los estudiantes los que sufren con la actitud de la profesional. “Estamos cansados de los problemas que se crean por la inoperancia e ineptitud de esta señora. Nuestros niños son los más afectados en esta situación”, apuntó.

DENUNCIARON ANTE EL MEC

Agregó que es la directora la primera que maltrata a los chicos y que algunos incluso ya no quieren volver o se han trasladado a otras escuelas para evitar ser víctimas de la mujer. “Ella es la primera que maltrata a los niños en forma verbal y psicológica. A cada reclamo nos dice que traerá a la Policía o Fiscalía, alegando una persecución en su contra”, confirmó.

Dejanos tu comentario