Se trata de un paciente de 47 años, con diagnóstico de mio­cardiopatía dilatada termi­nal que llevaba un año en lista de espera. El domingo 30 de octubre, una familia despe­día a uno de sus miembros y, mediante la noble decisión de donar sus órganos respe­tando su voluntad, otra era comunicada sobre la existen­cia de un donante de corazón para su familiar.

Tras la ablación realizada en el Hospital Distrital de Lam­baré, el órgano fue transpor­tado al Instituto Nacional de Cardiología Prof. Dr. Juan A. Cattoni para dar inicio a la cirugía de alta compleji­dad. Según el parte médico, aproximadamente a la 1:00 de ayer lunes 31 culminó el trasplante de corazón. “El paciente se encuentra en las primeras horas del posope­ratorio, con buena evolución. Debe superar las primeras 72 horas más críticas”, expresó el doctor Marcos Melgarejo.

El donante, una persona joven de 36 años de edad, que brindó oportunidad de vida a al menos cinco personas. Su corazón ahora late en el paciente de 47 años que aguar­daba un trasplante desde hace 12 meses.

Una persona accedió a tras­plante renal en el Hospital de Clínicas y otra en el Hospi­tal del Instituto de Previsión Social (IPS). Del mismo modo, las dos córneas serán implan­tadas a través de la Fundación Oca del Valle, y el tejido óseo fue entregado a la Facultad de Ciencias Médicas de la Uni­versidad Nacional de Asun­ción (FCM-UNA) Clínicas.

Dejanos tu comentario