Una mujer alertó a la Policía Nacional de la presencia de un hombre extraño frente a una institución educativa de Asunción, que supuesta­mente se encontraba vigi­lando a estudiantes. La misma sospechó que el hom­bre se encontraba allí para vender drogas a estudian­tes, agentes policiales acu­dieron hasta el lugar y efec­tivamente el sujeto tenía en su poder varias ampollas de midazolam de acción sedante.

El hombre fue identifi­cado como Walter Caba­llero Ortiz, de 38 años, con antecedentes por coacción sexual, por el que ya cuenta con una entrada al sistema penitenciario. Se presume que el mismo se encon­traba en inmediaciones de la institución educativa para vender droga a estudiantes o para raptar a algún estu­diante, ya que la sustancia encontrada en su poder es de rápida acción sedante; es decir, para dormir a alguna persona.

El demorado se hallaba cir­culando en inmediaciones de un colegio capitalino que se encontraba festivo en ese momento y varios estudian­tes salían y entraban de la institución educativa, bajo la atenta mirada de Caba­llero Ortiz, quien afortu­nadamente fue derivado a la Comisaría Décima bajo resguardo policial.

“Se activó el protocolo para estos casos, donde el perso­nal de esta unidad realizó un trabajo de inteligen­cia y con las característi­cas proporcionadas por la persona denunciante pudi­mos ubicar a esta persona e incautar de su poder esos medicamentos. Estuvimos realizando las indagacio­nes, hablamos con él, tenía en su poder midazolam. Esta persona tiene ante­cedentes policiales y regis­tro penitenciario por coac­ción sexual en el año 2013″, indicó José Giménez, policía interviniente a canal Trece.

Dejanos tu comentario