La ministra de la Niñez y Adolescencia, Teresa Martínez, explicó ayer que se está asistiendo a la niña de 11 años que dio a luz en el Hospital Distrital de Capiatá y destacó que la situación es preocupante porque se van conociendo más casos de embarazos prematuros. “Esta niña no aguantó el embarazo y dio a luz prematuramente, por suerte sobrevivió. Hay otros casos más que van saltando, es uno de los casos de niñas abusadas y maltratadas. Cuando tomamos denuncias, intervenimos para que reciba atención”, dijo la ministra en comunicación con la radio 650 AM.

Sostuvo que el caso de la menor que dio a luz en el Hospital de Capiatá tomó estado público por su embarazo, ya que de lo contrario no se iba a saber que fue víctima de abuso. También se debe determinar si la niña va a estar o no con su familia, ateniendo que el presunto abusador sería el tío de la niña de 11 años. Indicó además que un juez debe determinar si la menor de 11 años vuelve o no con sus allegados.

Martínez indicó que lo ocurrido es una “monstruosidad” porque la menor debería estar jugando, pero ahora debe cargar a un hijo y resaltó que se necesitan más psicólogos en el país para la contención y prevención de acosos y abusos sexuales ante el aumento de casos que se está dando en los últimos tiempos.

Dejanos tu comentario