Vecinos de una comu­nidad de Capiatá denunciaron haber sido intoxicados luego de inge­rir agua contaminada a causa de ranas muertas que queda­ron entre las cañerías. Los mismos exigen al Ente Regu­lador de Servicios Sanitarios (Erssan) la instalación de una aguatería definitiva en la zona para solucionar el problema.

Los afectados son pobladores del Complejo Habitacional Canaán, quienes ante el grave hecho realizaron una mani­festación pacífica y denuncia­ron las irregularidades en el servicio de agua potable pro­veído en la localidad.

Según señalaron al canal C9N, desde hace bastante tiempo sufren inconvenientes con la provisión, teniendo en cuenta que reciben el líquido vital de una granja donde está ins­talado un tanque que no se encuentra taponado. A raíz de ello, el agua alojada en su interior suele contaminarse con insectos, hojas o arena.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Según denunciaron, en una oportunidad llegaron a encontrar ranas muertas que taponaban la cañería, lo cual hizo que varios vecinos hayan sufrido una intoxicación tras ingerir el agua contaminada.

A esta situación se le suman los cortes o la falta de pre­sión que son más frecuentes en la época de verano cuando existe una mayor demanda. “Imaginate venir de tu tra­bajo y no poder ni bañarte”, mencionó una de las veci­nas. El pedido en común que realizan a las autoridades es que intervengan el lugar y que se pueda instalar una agua­tería de manera definitiva, contando con todas las con­diciones necesarias para pro­veerles agua potable y que no sufran cortes permanentes.

Dejanos tu comentario