Enrica Locatelli tiene 40 años, es de nacionalidad italiana en sus documentos, pero en realidad nació en Paraguay el 1 de enero de 1981, donde fue entregada a unos sacerdotes y estos a su vez la entregaron a un matrimonio de origen italiano que la adoptó y la llevó a vivir en Italia, donde fue criada, recibió estudios y tuvo una vida totalmente normal, pero nunca supo de sus verdaderos orígenes.

Recientemente la mujer se enteró que fue adoptada, cuando su madre en su lecho de muerte le confesó la verdad: que ella es en realidad latina, que nació en Paraguay y que la acogieron como hija de forma ilegal, pero que se convirtió en la luz de los ojos de esta familia. Ahora Enrica busca sus orígenes en nuestro país.

“Hace unos meses descubrí que era adoptada, descubrí que la adopción se realizó incorrectamente, de modo ilegal y que no soy hija de mis padres adoptivos. Al borde de la muerte de mi madre me dijo que buscara a estos sacerdotes: Federico Isanti Scavone y Atilio Villasanti para que me ayuden a encontrar a mi madre biológica”, dice Locatelli en un video difundido en redes sociales que grabó justamente para llegar a su familia biológica.

Enrica asegura que está desesperada por encontrar a su familia biológica y conocer a su madre, si esta sigue viva aún en algún lugar de nuestro territorio, afirmó también que está orgullosa de ser latina aunque le cueste mucho hablar en español, ya que toda su vida se creyó italiana, por lo que el italiano es el idioma que mayormente habla.

Dejanos tu comentario