La Empresa de Servicios Sanitarios del Para­guay (Essap) informó que desde hace dos meses viene aplicando un plan de contingencia con el fin de garantizar la producción de agua potable a sus usuarios pilarenses.

“Pese a bajante del río Para­guay, la Essap SA garantiza la producción de agua en la planta de tratamiento que abastece a la ciudad de Pilar”, informó la aguatera estatal ayer.

La bajante del río es una pro­blemática que no solo afecta a la captación de agua cruda de la planta de tratamiento de Viñas Cué, sino que también perjudica a otras ciudades, entre las cuales se encuentra la capital del departamento de Ñeembucú.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Teniendo en cuenta que el río seguirá bajando, la Essap SA elaboró un plan de contingen­cia en la ciudad que se inició hace 2 meses, previendo pre­cisamente los peores escena­rios en la toma de agua de la planta.

Este plan consistió en la instalación de dos bombas Flygt sumergibles de 60 y 75 HP respectivamente que ya se encuentran en funciona­miento, con la captación apro­ximada de 380.000 litros de agua por hora.

Es importante mencionar que estas bombas fueron instala­das para suplir a las bombas verticales originales del pozo de succión que por el nivel del río ya no ingresan a él por las compuertas.

De esta manera, la Essap SA, pese a este problema que está afectando a todo el país, garantiza la producción de agua potable en la planta de tratamiento para la posterior distribución a los usuarios de la ciudad.

OTRAS CIUDADES

Este tipo de trabajos se rea­lizaron también con anterio­ridad en las tomas de agua cruda de la ciudad de Concep­ción, Alberdi, Puerto Ante­quera, Bella Vista Norte, San Bernardino, Villa Hayes, Mariano Roque Alonso y, sobre todo, en la planta de tra­tamiento de Viñas Cué que abastece a Asunción y Gran Asunción para garantizar la producción de agua potable, pese a la sequía.

Dejanos tu comentario