La presunta víctima del caso de sextorsión del que se le acusa al abogado Diego Lansac mani­festó que quedó sorprendida al saber que el victimario se tra­taba de su ex jefe que la amena­zaba con divulgar fotografías íntimas desde un perfil falso en redes sociales. Sin embargo, la mujer reveló que el abogado envió fotografías suyas a sus amigas y familiares en el caso de extorsión sexual.

Al mismo tiempo, negó una relación sentimental con el hombre que cuenta con arresto domiciliario a raíz del hecho. La Fiscalía imputó por coac­ción, coacción grave y lesión de derecho a la comunicación y a la imagen al abogado Lansac. “Todo comenzó con un men­saje, yo generalmente a perfi­les falsos no suelo responder. Yo no sabía que era el doctor Diego. Les mandó una foto comprometedora a mis amigas y mi hermana desde un per­fil desconocido y ahí yo entro en preocupación”, afirmó la mujer, de quien se omite su identidad para resguardar su integridad y privacidad.

La mujer negó que haya man­tenido una relación sentimen­tal con Lansac, con quien solo tenía un vínculo laboral. “Mi relación con el doctor Lansac era netamente laboral. Es más, con los años de trabajo se formó una buena amistad. Hablába­mos de nuestra vida, conversá­bamos y nos llevábamos bien. Me quedé sorprendida; cuando me enteré, lloré muchísimo. Nunca fuimos pareja”, mani­festó la denunciante en con­tacto con 1080 AM.

La jueza penal de Garantías, Inés Galarza, otorgó arresto domiciliario al abogado Lan­sac. Entre las medidas impues­tas se encuentra la prohibición de comunicarse con la víctima por cualquier medio, más una fianza de G. 100 millones. En caso de no cumplir, se revo­cará la prisión domiciliaria y se ordenará la prisión preven­tiva. Ayer, la ex fiscala Blanca Agüero señaló que Lansac cuenta con otras denuncias por supuesta sextorsión.

Dejanos tu comentario

18H

Los docentes siguen de huelga y por ende, la suspensión de clases, ¿qué solución sugiere?

Click para votar