Incidentes se registraron este jueves en la Junta Municipal de Asunción, donde debía analizarse el pedido de rea­juste salarial para funciona­rios municipales. La sesión finalmente no pudo llevarse a cabo por falta de quórum. En medio de la tensión del momento, un funcionario rompió una de las puertas de vidrio, llegando a sufrir un corte en la mano.

La comunicación del inten­dente César Ojeda fue sobre la sanción ficta a la ampliación presupuestaria de G. 7.100 millones para salarios, G. 170 millones para bonos y G. 4.500 millones para emergencia.

Previo al desarrollo de la sesión se vivió un ambiente caldeado fuera de la sala de sesiones de la Junta Municipal de Asunción, donde un impor­tante grupo de funcionarios municipales se congregó para ejercer presión y solicitar la aprobación del pedido.

Los trabajadores habían pedido un debate público para escuchar los argumentos de los concejales durante el tra­tamiento, aunque tal cosa no se dio debido a que finalmente se levantó la sesión por la falta de quórum.

Desde el grupo de funciona­rios sostienen que no se trata de un aumento salarial, sino de una nivelación para quie­nes ganan menos del salario mínimo legal vigente. Hum­berto Blasco, presidente de la Junta Municipal, sostuvo que nada de esto hubiera ocurrido si la Comisión de Hacienda se expedía respecto al tema con un dictamen, ya sea a favor o en contra. Igualmente, dijo que ya ingresó formalmente el pedido y por ello la solicitud será tratada en la sesión ordi­naria del próximo miércoles.

Dejanos tu comentario

17H

Los docentes siguen de huelga y por ende, la suspensión de clases, ¿qué solución sugiere?

Click para votar