La Policía Nacional anunció ayer su Plan de Acción Temprana contra la Inseguridad a tra­vés de la cual identificarán en tiempo real las zonas rojas en Asunción y Área Metropoli­tana, a fin de aumentar la pre­sencia policial en los lugares donde más hechos punibles ocurren. Para esto se realizará una reorganización de perso­nal del Grupo Lince a fin de optimizar la intervención de esta fuerza especial.

En conferencia de prensa, autoridades de la Policía Nacio­nal dieron a conocer los por­menores de la nueva estrategia con la que se busca paliar de alguna manera la ola de inse­guridad, asaltos, robos y asesi­natos que suscita en Asunción y Área Metropolitana. Se basa en un plan de tres ejes: la tec­nología aplicada a la seguridad policial, reordenamiento del Grupo Lince y la función de los jefes de comisarías en sus res­pectivas áreas.

EL GPS DEL CRIMEN

En el primer eje se utilizará el sistema denominado georrefe­renciamiento delictual urbano para que la Policía se vuelva más predictiva en el ámbito de la seguridad. Se trata de una plataforma que permite tener datos de zonas calóricas o rojas en tiempo real. Se ser­virá de información que será suministrada por el Sistema de Información Policial (SIP) y también del sistema de emer­gencias 911.

Con estas fuentes, se irán mar­cando a través de coordenadas en diferentes jurisdicciones las zonas rojas. Esto posibilitará a la Policía la optimización de recursos tanto del talento humano como de logística para emplear en zonas donde real­mente se requiera mayor pre­sencia. Además, estas zonas irán marcando los patrones y las tendencias de cuáles son los horarios, sitios y modo de ope­rar de los delincuentes. Tam­bién permitirá, de manera anexa, establecer si hay calles, sitios y zonas sin alumbrado público. Se coordinarán traba­jos con la Ande para desactivar esas zonas oscuras y desalen­tar a los delincuentes.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar