Entre la calma de los números que marcan tendencia a la baja y la preocupación ante la inmi­nente llegada de la tercera ola de covid-19 con la presencia confirmada de la variante Delta en Paraguay acaba el mes de agosto.

A diferencia de meses ante­riores, el que se despide mañana deja de herencia un sistema sanitario bas­tante descomprimido, pero atento a lo que pudiera suce­der. La materia pendiente es la cifra de los fallecidos que, aunque en agosto se mantuvo por debajo de 100, recién el día 13 pudo des­cender de la marca de las dos decenas, aunque solo durante 7 días, porque la tendencia sigue fluctuando, incluso ayer subió a 25. Con esto la lista mortal llega a 15.723 defunciones.

Entre los fallecidos de ayer había 2 personas de entre 20 y 39 años; 6 muertos, de 40 a 59 años, y 17 víctimas de 60 años y más. Del total, 13 eran muje­res y 12 varones. Los falleci­dos radicaban en San Pedro, Central, Asunción, Concep­ción, Boquerón, Caazapá, Ñeembucú, Caaguazú, Cor­dillera e Itapúa.

El reporte de Salud de anoche indicó que seguían interna­das 419 personas, número que marca la tendencia de los últi­mos 13 días, que de forma sos­tenida viene bajando (desde el 17 de agosto). En UTI también se repite el fenómeno desde el 22 de agosto y ayer informa­ban sobre 130 pacientes en terapia, igual al día anterior.

La cartera sanitaria tam­bién reportó que tras anali­zar 1.863 muestras, los nue­vos positivos apenas fueron 43, número más bajo desde julio del 2020. La totalidad de los positivos en el país llegó a 458.404 casos.

En cuanto a nuevas perso­nas que lograron superar la enfermedad, ayer reporta­ron 268, sumando así 436.831 recuperados.

Dejanos tu comentario