El ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Julio Borba, confirmó que la empresa G42, subsidiaria de Sinopharm, notificó a las autoridades nacionales sobre la rescisión del contrato con Paraguay de manera unilateral por “razones inexplicables”, pero no se descarta que esta decisión haya sido tomada por cuestiones geopolíticas.

Nuestro país ya dio un anticipo de US$ 5 millones por la adquisición de un millón de dosis de las vacunas contra el covid-19, de las cuales fueron entregadas 250 mil, que ya fueron abonadas en su totalidad.

Al respecto, Borba manifestó que desde la firma en cuestión ya procedieron ayer a la devolución de dicho anticipo. Pero para tranquilidad de la población paraguaya, sostuvo que la segunda dosis para las personas que recibieron la vacuna china está asegurada. Dichas declaraciones las hizo en el programa “La lupa”.

¿CUESTIONES GEOPOLÍTICAS?

Consultado sobre si esta determinación pudo haber sido tomada debido a que Paraguay no tiene relaciones diplomáticas con China Continental, el ministro Julio Borba respondió que las razones podrán ser explicadas con mayor precisión desde la Cancillería Nacional, aunque tampoco negó que pueda tratarse de cuestiones netamente geopolíticas.

A finales del mes de abril pasado, desde el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS) anunciaban la firma de contrato con Sinopharm para la adquisición de un millón de dosis de los inmunizantes contra el covid-19.

La entrega estaba prevista para la segunda quincena del mes de mayo o inicios de junio; tras la recepción de 250 mil dosis, la llegada de las restantes se fue retrasando hasta hoy, que se confirma la rescisión del contrato.

Este hecho tuvo repercusión en medios internacionales donde resaltan que Paraguay es el único país en Sudamérica que no tiene relaciones diplomáticas con China debido a que mantiene lazos con Taiwán, considerada una provincia rebelde por el gigante asiático, según lo publicado por Infobae de Argentina.

Paraguay dio un anticipo de US$ 5 millones por la adquisición de 1 millón de dosis, de las cuales fueron entregadas 250 mil, que ya fueron abonadas en su totalidad.

Gestión de “Cachito” y Sixto quedó como “cuento chino”

El presidente del Congreso Óscar “Cachito” Salomón había encargado en abril pasado la misión al senador del Frente Guasu Sixto Pereira de gestionar la donación de unas 2 millones de dosis de vacunas contra el covid-19 con la República Popular de China. Señaló que el encargo se dio porque Pereira mantiene un contacto directo con el consulado de China que se encuentra en Brasil. Sin embargo, a pesar del brillante “relacionamiento” de Pereira con China no tuvo una respuesta favorable.

“Aproveché la oportunidad, ya que el compañero Pereira tiene contacto con el consulado chino en San Pablo (Brasil) y ver la posibilidad de una donación importante de vacunas que es lo que necesitamos nosotros. Es lo que yo le pedí y él se comprometió”, dijo el presidente del Senado en aquella ocasión.

Asimismo, Salomón señaló que la gestión que realizaría Sixto Pereira era independiente al Gobierno Nacional y la estará realizando teniendo en cuenta que desde el Senado no hay inconvenientes con las relaciones diplomáticas con China Popular. “Nosotros estamos haciendo una gestión, ya que no tenemos el inconveniente que tiene el Gobierno en cuanto a relaciones, y tenemos el contacto directo a través del senador Sixto Pereira. Entonces aproveché la oportunidad y le pedí la donación, de ser posible de 2 millones de vacunas”, señaló.


Dejanos tu comentario

18H

¿Qué acciones debe emprender Tributación para lograr una mayor formalización?

Click para votar