Tras la caída del cargamento de cocaína que estaba guardada en bolsas de azúcar, los productores del rubro comenzaron a sufrir las consecuencias, siendo una de ellas la fiscalización previa que hará Estados Unidos para ingresar los productos paraguayos a su mercado. Esto generará sobrecostos a la industria local y perderá competitividad frente a otros actores.

Ariel Felippo, secretario del Centro Azucarero y directivo del ingenio de azúcar orgánica Otisa, charló ayer con radio UNO respecto a la incautación de la megacarga de cocaína, escondida en paquetes de azúcar, que estaba en un depósito de Fernando de la Mora. “Es una barbaridad, la resonancia que produce esta noticia corre por todo el mundo. El azúcar orgánico es uno de los productos estrella de exportación del Paraguay, con un trabajo de 25 años abriendo mercados y desarrollando la marca país. Este tipo de hechos pone en riesgo todo el trabajo de las empresas serias”, consideró.

El azucarero reveló que tras este escándalo y ya con lo difícil que está la situación actual sufrieron un baldazo de agua fría al tener conocimiento de que las autoridades norteamericanas harán una fiscalización extra de los productos de azúcar llevados desde el Paraguay y cuyo costo recaerá en el importador de ese país, rondando los 50 dólares la tonelada.

Dejanos tu comentario

10H

Salud confirma que se vacunará a chicos de 12 a 18 años antes de cerrar el 2021, ¿qué opina?

Click para votar