El ministro de Salud, Julio Borba, señaló que desde enero del 2020 fueron incorporados más de 10 mil personales de blanco para enfrentar la epidemia del dengue y la pandemia del covid-19. Destacó que “no se entiende” el reclamo de los gremios médicos, quienes aseguran que no hubo contratación.

“En realidad son más de 10 mil personas las que fueron incorporadas al sistema de salud desde el inicio de la pandemia, empezando por el dengue en enero del año pasado. A partir de ahí se fueron reforzando un montón de servicios”, aseguró Borba, este domingo, en una entrevista con canal Trece.

Mencionó que en algunos hospitales se duplicó la cantidad de personales de blanco, incluso administrativos, para enfrentar la pandemia y ante situación considera que no se entiende el reclamo de los gremios médicos, quienes exigen mayor incorporación de profesionales al sistema de salud.

Sostuvo que la deuda del Ministerio de Salud es histórica, en cuanto a la cantidad de personales, pero que en los últimos meses todos los servicios de los hospitales se reforzaron con nuevas incorporaciones. Destacó que ante la alta ocupación en los centros asistenciales por el aumento de casos, siempre se va a requerir más funcionarios.

VACUNAS

“A medida que van solicitando los servicios de salud, la incorporación de recursos humanos, se evalúa su necesidad de acuerdo a la habilitación de camas y nunca se dejó de contratar todo lo que necesitábamos. En el Hospital Barrio Obrero hay cerca de 250 nuevos contratados, en el Hospital Nacional de Itauguá cerca de 1.000 profesionales de blanco y en el Ineram cerca de 900 personas”, agregó.

El ministro de Salud reiteró que estarán llegando las 250 mil dosis de la vacuna Sinopharm para continuar con la inmunización a la ciudadanía ya que “siempre depende de la logística”.

Dejanos tu comentario