Personal de blanco se movilizó ayer frente al Ministerio de Salud Pública (MSP) exigiendo contratación de más funcionarios y aumento de salario ante las labores en la pandemia del covid-19. En su mayoría son enfermeras que exigen el cumplimiento de la Ley 6586/20 que busca la desprecarización de los contratos para los trabajadores de consejos y locales de salud.

Un grupo importante de trabajadores de salud llegó desde diferentes puntos del país a primeras horas de la mañana, portando carteles alusivos a los pedidos que realizan al Gobierno. Mientras que dos mujeres se encadenaron a las rejas de uno de los accesos para reclamar un mejor contrato.

La calle Silvio Pettirossi permaneció bloqueada al tránsito vehicular ante las sentatas que realizó el personal de blanco sobre el asfalto. “Nos llaman esenciales, nos ponen en primera línea, pero se olvidaron de contratarnos”, reza un pasacalles sostenido por enfermeras que en su mayoría brindan servicio en el interior del país.

Lamentan la burocracia existente para poder cumplir con una ley que data de noviembre del año pasado. Así también, recuerdan la indiferencia de Mario Abdo hacia Marlene Rodríguez, una enfermera que reclamó el bajo sueldo que percibe en Misiones, quien se acercó hasta el presidente de la República para plantearle el problema, pero este se hizo del desentendido. “Están contratando sin resolución a personas y para nosotros no tienen un mes de pago. Firmá nuestra resolución y que corra desde junio. Me llaman héroe, no me llamen así, denme mi lugar, denme mi resolución, denme ese salario digno. Dejen de llamarnos héroes, no somos héroes, somos unos fantasmas”, expresó en medio de llantos la enfermera Norma Mendoza, en contacto con NPY.

Los trabajadores de la salud reclaman el cumplimiento de la ley que establece “la regularización laboral del personal bajo el régimen de contratos con fecha a término, que presta servicios en los consejos regionales, locales de salud y aquellos que tengan convenios cuyos haberes son pagados con fondos provenientes de gobiernos departamentales, municipales, IPS y de la Entidad Binacional Yacyretá”.

La protesta del personal de blanco es sintomática y quizá el episodio central de estos días haya sido la valiente interpelación que la enfermera Guadalupe Rodríguez le hizo al Presidente durante un acto, pidiéndole que le paguen lo que le corresponde.

Mario Abdo hizo de Marito y le dio como respuesta que “acá está el ministro”, pasándole la pelota a Julio Borba, que tampoco logró evacuar el pedido de la trabajadora del Hospital Distrital de San Ignacio, Misiones.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar