El capitán Luis Rojas, recién electo como nuevo presidente del Cuerpo de Bomberos Volun­tarios del Paraguay (CBVP), asumió el cargo y durante el acto en su discurso prome­tió varias cosas, pero una de ellas fue que garantizará el respeto a las mujeres de las filas del cuerpo bomberil, así como también resaltó la labor de ellas como volunta­rias, que trabajan igual que los hombres.

“Hago un reconocimiento muy especial a nuestras queridas voluntarias, pilar fundamen­tal de nuestra institución, que a pesar de cumplir los roles de madres, esposas, hijas, se vis­ten de amarillo para servir a la par que nosotros los hombres”, resaltó haciendo alusión al acoso sexual que denunciaron las bomberas contra el capitán Rubén Valdez.

Aseguró que buscarán los mecanismos que las hagan sen­tir seguras, que las protejan y que desde el CBVP las defen­derán porque dentro de las filas bomberiles ellas son hermanas y su labor allí es fundamental.

“La dignidad de ustedes es sagrada y la vamos a defender estableciendo todos los meca­nismos que prevengan los abu­sos de cualquier tipo. La pro­tección de vuestra dignidad, queridas hermanas, no es nego­ciable”, insistió.

El capitán Luis Rojas reem­plaza a Rafael Valdez (her­mano de Rubén), quien luego de 20 años en el cargo per­dió las últimas elecciones. El nuevo presidente advierte que en su gestión no negociará con la justicia. Entre las priorida­des de su administración están la transparencia, el diagnós­tico de la situación financiera, la operatividad, los proyec­tos que merecen proseguir y la modificación del estatuto, fijando como máximo dos períodos de reelección.

“La transmisión en vivo de las sesiones del directorio facili­tando el acceso a la informa­ción no es negociable. La jus­ticia, hermanos bomberos, no es negociable y todos los casos que requieran revisión serán atendidos”, señaló Rojas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar