La presidenta de la Sociedad Paraguaya de Infectología, Elena Candia, señaló ayer que todas las vacunas contra el covid-19 son seguras y que con la aplicación de forma masiva de las dosis se podrá llegar a la inmunidad de rebaño. Destacó también la necesidad de seguir con los cuidados sanitarios.

“Todas las vacunas aprobadas para el uso de emergencia, ningunas usan virus vivo. No es necesario suspender ninguna medicación para la aplicación de las vacunas”, manifestó la presidenta del gremio en comunicación con la radio 1080 AM.

Expuso a su vez que los pacientes que tienen las defensas más bajas como los oncológicos, con artritis reumatoides, lupus, pueden ver resentida la eficacia de las vacunas por su sistema inmunológico más débil. También que los pacientes alérgicos a la penicilina pueden aplicarse la vacuna y quedar en observación por lo menos 30 minutos.

Sostuvo que las personas que presenten casos positivos de covid-19, lo ideal es que esperen un mes para poder vacunarse y reiteró que el cuerpo genera anticuerpos por un tiempo si se contrajo la enfermedad.

Candia indicó que tampoco hay contraindicación para los asmáticos. Destacó que la variante brasileña P1, de Manaos (Amazonia), tiene una mayor capacidad de propagación y ante esta situación los hospitales se encuentran abarrotados de pacientes.

“Si una persona ya se recuperó del covid-19, lo ideal sería que espere un mes para la aplicación. La variante brasileña es la que predomina en nuestro país, su nivel de contagio es más alto”, agregó la presidenta de la Sociedad Paraguaya de Infectología. Finalmente recomendó visitar las redes sociales de la SPI: “Vamos a estar compartiendo información de calidad y sencilla para toda la población que tenga la intención de vacunarse”, adelantó.

Denuncian maltrato a abuelos

Varios adultos mayores de 85 años que se presentaron ayer en la Gobernación de Alto Paraná para vacunarse tuvieron que volver a sus casas sin vacunarse porque no sabían que debían contar con la autorización médica de acuerdo al estado de salud de cada uno de ellos. Es lo que denunció Mirtha Pérez, quien llevó a su madre, primero al Hospital Regional de Ciudad del Este, porque desconocía que se cambió el lugar de vacunación a la gobernación, para donde se dirigió y, tras llenar el formulario respectivo, se le informó que su madre debe contar con la autorización de su médico para vacunarse. Mirtha relató que su progenitora tiene dificultades cardiológicas y que en ninguna parte se informó sobre el requisito de autorización médica para acceder a la inmunización.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar