El propietario de un local noc­turno, que fue escena de una grosera aglomeración de per­sonas el fin de semana último en la ciudad de Capiatá, fue imputado por la Fiscalía. La fiscala Carolina Martí­nez abrió una causa penal de investigación contra el orga­nizador y propietario del local por violación de las medidas sanitarias. Ayer a la mañana prestó declaración indaga­toria el organizador, iden­tificado como Ever Nicolás Garay Ocampos, en la unidad penal. El hombre fue impu­tado, explicó la agente fiscal, y se encuentra sometido al pro­ceso penal por violación de las medidas de cuarentena sani­taria. Los antecedentes de la causa ya se remitieron al juez penal competente.

La Policía Nacional procedió en la madrugada del domingo pasado a despejar a un total de 150 personas aglomeradas en un local nocturno en la ciudad de Capiatá. En las inmedia­ciones se realizaban, además, carreras ilegales de motoci­cletas y automóviles.

El hecho ocurrió a las 3:03 en la madrugada del domingo, en un local nocturno deno­minado El Escobero, ubicado en el kilómetro 21 de la Ruta PY02 Mariscal José Félix Estigarribia, de la ciudad de Capiatá. Agentes policiales de la comisaría 59 Toledo Cañada acudieron hasta el lugar respondiendo a una lla­mada telefónica que denun­ciaba la realización de una supuesta fiesta clandestina. Los uniformados irrumpie­ron en el lugar y sorprendie­ron a la multitud hacinada en el lugar, consumiendo bebi­das alcohólicas, sin tapabo­cas y escuchando música a un alto volumen.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar