Decenas de choferes de buses del transporte público se manifiestan ayer frente a la sede del Ministerio de Tra­bajo para exigir que sean levantadas las suspensiones que pesan sobre casi 70 traba­jadores del volante. Sostienen que esta situación agrava aún más las reguladas de colec­tivos que padecen miles de usuarios de forma diaria, desde hace más de un mes.

La movilización se realizó sobre la calle Herrera esquina Paraguarí, en el centro de Asunción, donde bloquea­ron la calle de manera inter­mitente a la espera de que las autoridades los reciban en la institución. En ese sentido, el viceministro de Trabajo, Luis Orué, pidió reunirse con los sindicalistas de la Línea 38, por lo que se aguarda una resolución al respeto en las próximas horas.

“Queremos que se termine la joda, que la ciudadanía tenga su transporte público”, expresó el vocero del grupo de trabajadores del volante, en contacto con la 730 AM.

Señalan que se trata de 62 cho­feres de la Línea 38, empresa Mariscal López SRL, que están afectados por esta medida por parte de la cartera de Estado. Agregan que el pedido del gre­mio de choferes fue que ya no se otorguen suspensiones de contrato de empresarios a par­tir del mes de abril.

Recordaron que hace 22 días mantuvieron una reunión en la que el pedido a la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, fue frenar esta situación.

Dejanos tu comentario

17H

¿Por error, comerciantes de fronteras deberán devolver el subsidio otorgado por el Estado, es lo correcto?

Click para votar