El director de la Oficina de Empleos de la ANR, Enrique López Arce, explicó que, en la desesperación por conseguir un empleo, la mayoría de las per­sonas comparte sus datos per­sonales en su curriculum vitae (CV), lo que genera el acoso, sobre todo, a mujeres jóvenes.

“Lo primero que se tiene que entender es que la mejor manera de conseguir empleo es postular a puestos vacan­tes en páginas serias, como las consultoras de RRHH conocidas, o bien las pági­nas oficiales de las empresas o instituciones dedicadas a buscar empleos”, agregó. López Arce aconsejó evitar postular a partir de afiches que llegan de fuentes desco­nocidas o en grupos de men­sajería vinculados a la bús­queda de empleos.

“Estos grupos pueden tener buenas intenciones, pero no con­trolan las publicaciones. Un detalle que se debe observar siempre son los errores orto­gráficos o de concordancia”, agregó, siempre basándose en la experiencia que le ha tocado conocer en el ámbito de la búsqueda de empleo. López Arce indicó que conoce al menos 6 casos, todas ellas mujeres jóvenes, quienes atraídas por el anuncio se pusieron en contacto con el oferente, incluso algunas de ellas llegaron hasta el lugar para encontrarse con la sor­presa de que lo ofrecido era falso y las intenciones real­mente eran otras.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar