Ciudad del Este. Agencia Regional.

Un grupo de ciudada­nos liderados por el sacerdote Fulgen­cio Ferreira de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús del barrio Ciudad Nueva, preparó una Semana Santa solidaria para los familiares de interna­dos por covid en los hospitales de Ciudad del Este llevándo­les para su cena y también la tradicional chipa. El martes a la noche llevaron cien marmi­tas distribuidas entre el Hospi­tal Respiratorio Integrado del IPS-MSP y al pabellón de con­tingencia del Hospital Regio­nal del Ministerio de Salud Pública.

“Donde no llega el Estado, llega la solidaridad y la cari­dad”, expresó el padre Fulgen­cio Ferreira, al señalar que no queda otra en este tiempo en que tantas familias están nece­sitando de contención, “sobre todo de parte nuestra porque tenemos salud y podemos tra­bajar”. Agregó que “gracias a Dios podemos estar del lado que sirve y no del que pide, eso es muy grande, no tiene precio”.

Explicó que hay personas que donan los insumos, otros que juntan para la carne y en el grupo de trabajo se dividen las tareas para que ellos mismos elaboren los alimentos y llevar a las personas vinculadas a los hospitales. Después de la cena del martes, el jueves llevaron 200 chipas a la gente apostada en los accesos de los hospitales, cuidando a sus seres queridos internados. La gente que trabajó para esta actividad solidaria es del Hogar de Cristo que activa para el Centro de Rehabilitación del km 10, de Ciudad del Este, junto al citado sacerdote.

Todos los días hay mucha gente en los patios de los hospita­les e ingresando hasta donde el personal sanitario les per­mite, porque están acompa­ñando a sus familiares y a más de ocuparse en conseguir fon­dos para las compras de los fár­macos y demás insumos que se les pide, quedando muchos de ellos con pocos recursos para sus alimentos. Ante esa situa­ción, no faltan grupos solida­rios que les llevan alimentos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar