La idea es ayudar a los pacientes internados a causa del covid-19 en el Instituto de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) y para el efecto habilitaron una cuenta bancaria y números telefónicos para la donación de dinero. Proyectan llegar a una meta de G. 1.000 millones.

La Pastoral Social Arquidiocesana de Asunción inició a mediados de febrero con el arranque de la cuaresma, su habitual campaña de recaudación que busca continuar con el sostén de sus proyectos sociales. Si bien debido a la vigencia de una nueva cuarentena estricta suspendieron momentáneamente la colecta pública, según Luis López, encargado de Comunicación de la Pastoral, explicó que recurrieron a la difusión masiva de la campaña a fin de llegar a la meta establecida.

“Hicimos este año algo diferente e involucramos a los medios de comunicación. Siempre esta campaña se manejó solo en el ambiente pastoral y las alcancías salían una vez a la calle para la colecta. Sin embargo, ahora habilitamos una cuenta bancaria y números telefónicos para giros”, expuso López en conversación con La Nación.

Para transferencias bancarias se habilitó en el Banco Itaú una cuenta corriente con N° 700110982, a nombre del Arzobispado de Asunción con el RUC 80000457-4. Además, se manejan los números telefónicos para giros: Tigo Money (0981-382-983) y Giros Claro (0994-382-316).

TRES EJES SOLIDARIOS

López manifestó que la colecta pública anual, que tendría que haberse realizado el fin de semana último, quedó postergada momentáneamente a raíz del recrudecimiento de la pandemia del covid-19 y de un llamado a cuarentena estricta por parte del Ejecutivo, a fin de ralentizar los contagios.

Por esta razón se acudió a la ciudadanía y empresas paraguayas que estén dispuestas a contribuir con la causa, que este año se centra netamente a la salud, bajo la provisión de medicamentos para pacientes con covid-19 del Ineram y donación de alimento para las familias que apoyan a sus parientes internados.

La Pastoral Social tiene proyectos sociales en tres ejes: ayuda médica, alimentaria y asistencia a pueblos originarios. Generalmente colectan cerca de G. 300 millones en su campaña anual. Sin embargo, debido a la pandemia, analizaron subir la meta. De momento, ya superaron la cifra a la que llegan habitualmente. Aguardan que las empresas se animen a realizar grandes donaciones debido a que, a través de la transferencia bancaria, se pueden deducir muchos impuestos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar