El 28 de febrero de 1939 se fundó la ciudad de Fernando de la Mora, por lo que el domingo este dis­trito del departamento Cen­tral, uno de los más poblados de nuestro país, cumplió 82 años. Fernando de la Mora tiene como ciudades vecinas a Luque y San Lorenzo al norte; a Villa Elisa, al sur; al este San Lorenzo y Ñemby, y al oeste la capital, Asunción. A pesar de que su independencia se ha concretado hace un poco más de ocho décadas, sus orígenes se remontan a por lo menos unos dos siglos atrás.

En un principio, las tierras que en la actualidad son parte de Fernando de la Mora habían pertenecido a los jesui­tas y luego fueron entregadas a la familia Zavala Delgadillo. Además, fue parte del distrito de San Lorenzo del Campo Grande, municipio del cual Zavala Cué habría de inde­pendizarse años más tarde.

Municipalidad de Fernando de la Mora, sobre la ruta Mariscal Estigarribia.FOTO:ARCHIVO

INICIOS AGROPECUARIOS

En la antigüedad sus habitan­tes se dedicaban a la activi­dad agropecuaria con el fin de satisfacer la demanda de con­sumo de la ciudad de Asunción. Y lleva el nombre del prócer Fernando de la Mora, quien fue destacado partícipe en la Independencia del Paraguay.

Actualmente Fernando de la Mora es un distrito comple­tamente urbano y se divide administrativamente en 15 barrios, de los cuales ocho están en la Zona Norte y seis barrios en la Zona Sur, sepa­rados por la avenida Mariscal Estigarribia. El barrio Centro se concentra en Zona Norte y se extiende mínimamente en Zona Sur. Cuenta con un moderno Teatro Municipal, el cual es escenario de numero­sos eventos como vitrina de la cultura y el arte nacional. En cuanto a lo religioso, sus habi­tantes veneran a la Virgen de la Medalla Milagrosa, cele­brándola el 27 de noviembre. Así como también festejan a San Baltazar el 6 de enero de cada año.

RECONOCIMIENTO

Cabe destacar que, en el mes de diciembre pasado, el muni­cipio de Fernando de la Mora ha obtenido un importante reconocimiento de parte de la prestigiosa organización Pacto Global Paraguay a tra­vés del proyecto denomi­nado “Avy’a en mi plaza”, el cual contemplaba el equipa­miento de cuatro plazas ubi­cadas en el distrito.

En este aspecto fueron imple­mentados juegos inclusivos, accesos universales, señalé­ticas, juegos de meza, cami­neros, trabajo de jardinería para que niños y adolescen­tes encuentren un lugar seguro e inclusivo, incenti­vando el ocio activo. Este pro­yecto aporta al Objetivo de Desarrollo Sostenible N° 10 “Reducción de las desigual­dades en las poblaciones”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar